Bienvenidos al Restaurante Barreda, un restaurante de cocina tradicional fundado en el año 1975.

Tradición familiar

Nuestro inicio comienza en el año 1975. Fueron nuestros padres, Samuel y Juanita, quienes lucharon para montar un negocio familiar en una época en la que, como ahora, no era nada fácil hechar hacia delante una empresa.

Con mucho trabajo y esfuerzo, lograron que el negocio fuera modernizándose, pero siempre manteniendo una gran calidad y un buen servicio, haciendo las cosas con mucho cariño.

Ahora sus descendientes seguimos con la misma política de trabajo, seleccionando los productos de calidad para conseguir que nuestros clientes encuentren en nuestros platos ese exquisito sabor que hace que vengan asiduamente.


Ambiente rústico y moderno

Nuestro local ha sido reformado varias veces, la última en el año 2008, siempre con la finalidad de que el cliente se sienta más cómodo. La última reforma consiguió un estilo entre rústico y moderno, precisamente para compensar la rusticidad de las carnes a la brasa con los aires mediterráneos de pescado y marisco.

Nuestros platos

Ofrecemos una carta muy seleccionada de todo tipo de carnes, que asadas con auténtica brasa de leña de encina, le dan un sabor genuino de la tierra. Cabe destacar el chuletón de buey o ternera, el cordero, el cabritillo o los solomillos de ternera y cerdo del Maestrazgo. También elaboramos platos asados al horno, como la paletilla de cabritilla o el ternasco.

Hacemos platos especiales y únicos, como la sepia guisada con caracoles de montaña. Las especialidades de la casa, exclusivamente nuestras, son la perdiz en pepitoria y el emperador a la brasa.

También tenemos una variada carta de ensaladas y primeros platos de la zona, sin olvidarnos de la paella y los potajes caseros, que hacemos siempre por encargo. Además pueden elegir entre unos fabulosos platos de marisco y pescado, siempre tan apreciados por el buen sabor mediterráneo.

Nuestros postres caseros, elaborados artesanalmente por Rosa, hacen sentir auténticas sensaciones en el paladar. Destacan el postre casero, el flan de almendra y la tarta de requesón con mermelada de fresas.

Contamos con una amplia carta de vinos blancos, rosados y tintos de diversas denominaciones de origen, entre otras: Ribera del Duero, Somontanos, Riojas, Valencianos, Penedés y de nuestra tierra de Castellón.